domingo, 5 de agosto de 2012

VI Triatlón Sprint de Plasencia (05-agosto-2012)

Tras el debut trialero del año pasado en esta misma prueba, había que repetir el evento para ver “cuanto había mejorado” desde entonces.
Tras el madrugón pertinente, a eso de las 7:00am, nos dirigimos hacia Plasencia para llegar a buena hora e ir preparando el material. De nuevo me acompaña mi incansable hermano para darme apoyo logístico y moral. Gracias brother!!!

Recojo el dorsal.
Y comenzamos con los preparativos de siempre; dorsales en casco, bici y portadorsal, colocar e hinchar ruedas, repasar la bici, coger las cosas del agua (neopreno y gafas), zapatillas y gorra para correr y listo. A boxes…
A eso de las 9:00am, ya dejan entrar en boxes para dejar el material. Este año han permutado los puestos y los primeros dorsales se sitúan justo a la entrada de la T1, a mí me toca al final del puente, lo cual se agradece, tendré que correr menos con la bici a cuestas.

Nos vamos dirigiendo los participantes hacia la cámara de llamada del agua. Está permitido el neopreno.
Vamos entrando al agua. Este año han ensanchado la rampa aunque no estaría mal que en lugar de la alfombra, habilitaran una rampa rígida en condiciones ya que la salida se hace bastante mala. 
Aguantamos la espera como podemos y sin darnos cuenta, piiiiiiiiiiiiiii!!! Salida. 
Este año no damos 2 vueltas a las boyas, han alargado el recorrido hasta el siguiente puente para dar una sola vuelta. Nuestra sorpresa es que a la vuelta (por la margen derecha) nos encontramos con una zona de unos 30m llena de piedras y con tan sólo 40cm de profundidad. Muchos de los participantes echan pie en roca e intentan avanzar “andando”.

Tras algo menos de 14min, salgo del agua como siempre, algo mareado . Encaro la rampa de cemento hasta boxes que este año no han tenido a bien protegerla con alfombra. 
Me voy quitando el neopreno mientras cruzo el puente. 
Agarro la bici y a rodar. Este año me he prometido no volver a errar y ser el único que tire de un grupo (como la novatada del año pasado). Me engancho con otro participante e intentamos tirar hacia adelante, aunque tras la primera vuelta nos alcanza un grupo numeroso al que nos unimos. 
Este año me siento bastante mejor en la bici, voy dando relevos pero sin agobiarme. 
En la última vuelta nos alcanza otro grupo bastante numeroso, vamos rodando a bastante velocidad y como en ocasiones ocurre cuando tanta gente rueda “nerviosa” a pocos km de acabar la prueba, un mal cruce y zas! al suelo. Afortunadamente ha sido en subida. Compruebo los daños de la bici (los míos en principio son menores) y tras comprobar que el rozón se lo llevó el manillar y los cambios más o menos van, sigo la prueba. Me resta sólo la bajada (unos 2,5km) para llegar a la T2. Entre el golpe y el estado de los cambios, pierdo bastante fuelle con el grupo en el que iba, una lástima! Aunque finalmente la media no ha sido tan mala (35km/h) con caída inclusive.

Finalmente llego a la T2, me enfundo las zapatillas (voy a probar sin calcetines , aunque al final comprobaré que debí ponérmelos) y a intentar volar.

Noto que las piernas, a pesar de los rozones, me responden y poco a poco me voy sintiendo cómodo en carrera.  
Estoy en ritmo de 4 - 4.10min/km y voy adelantando a algunos corredores del grupo del que me descolgué.

Una última vuelta y cuál es mi sorpresa que no puedo beber agua porque no hay vasos (“sí vasos”) preparados.
Ya veo el arco de meta, un pequeño sprint (y nunca mejor dicho) y ya estoy.
 
Al final no ha estado mal, puesto 91º y un tiempo de 1 hora 15 min 38seg.

Me curan las heridas de guerra y a reposarlas.

Conclusiones y reflexiones:
-    Tras un año participando en algún que otro triatlón, he de reflexionar acerca de la “Organización” de este evento. A pesar de la elevada cifra de la inscripción, los detalles durante y tras la prueba brillan por su ausencia, como si los recortes del Gobierno también hubieran llegado a este nivel. En ninguna de las numerosas pruebas en las que he participado por toda España (no sólo triatlones) me habían dado un vaso de agua durante los avituallamientos en prueba. Ni que decir cabe, que nada más coger el vaso (si vas a un ritmo moderado) la mitad del agua se vierte y te queda un triste trago. También se ahorraron en las gomas que daban para el control de vuelta, confiando en la buena fe de los participantes y el buen ojo del juez de turno. Aunque no he participado en otras pruebas extremeñas de esta misma Organización, parece ser que es la tónica habitual y por lo que oigo a compañeros que sí han participado, éstos no acaban muy contentos.
-    Al final de la carrera ni siquiera pudimos disfrutar de un obsequio recordatorio de la misma (cómo si ocurrió el año pasado cuando recibí una camiseta, aunque sin nomenclatura alguna de la prueba).
-    Tan sólo deseo que recapaciten y aprendan de otras pruebas cercanas en la misma Comunidad o incluso en la vecina Castilla y León, que por ese precio (incluso menos) ofrecen bastante más, ya que deseamos seguir teniendo ánimos de participar en pruebas como esta.
-    Enhorabuena a Javi por su victoria y a Laura por su 3º puesto y por supuesto un abrazo muy fuerte para los compañeros delfineros que participaron.

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en lo que respecta al trato al triatleta,para nada esta cuidado...es una pena que con tanta participación como ha habido lo único que quede entre todos nosotros sea "un Triatlon mas finalizado y un pésimo trato a los triatletas...

    ResponderEliminar
  2. Wallas me sorprende tu comentario. Me sorprende que alguien como tú metido de lleno en el triatlón extremeño diga esto. Se han suspendido muchas pruebas porque no hay un duro, esta prueba sale porque la gente de Triatlón Plasencia se empeña. Y cuidar el triatleta no es darle una camiseta y poner unos premios en metálico. Para mi cuidar el triatleta, es quitarte de entrenar, para "pelearte" para que te den permisos, para que te pongan un punto de luz, para que te den algo de dinero, ir a comprar el avituallamiento, medir y remedir el circuito, comerte la cabeza para meter tanta gente en el río, tirarse todo el sábado cargando, levantarse a las 6:00 y coloclarlo todo, para terminar a las 9 y poder calentar un poco si da tiempo y si no pues no pasa nada. y luego cuando todo el mundo se va para casa recoger y terminar a las 8.00 descargando todo. Para mi esto es cuidar al triatleta. Y sobre todo es ser un club unido, que hace esto para disfrutar. Si hubiera más clubes como Plasencia, las pruebas no valdrían 30 euros o 100 euros. Esta claro que tenemos visiones diferentes sobre lo qe es cuidar al triatleta.


    Fdo. David Cerro Herrero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David,como triatleta popular que estuvo en plasencia y alguna otra competicion,como la media de caceres o duatlon de plasencia etc.Estoy deacuerdo con lo escrito por Roberto.Nadie y creo nadie y entre ellos esta Javi pone en duda que este tipo de competiciones salen adelante gracias a los distintos club de las localidades donde se realizan.Pero si con una empresa ,la cual como es licito cobra por hacer un servicio,a ella creo que si podemos exigir que despues de hacer una prueva,de este tipo, cuando llege a meta ,tenga agua o isotonico fria,poque esto no solo paso en plasencia,en caceres los avituallamiento reinaban por su ausencia asi como otros detalles.Todos en el mundo del triatlon somos populares y acemos un gran esfurzo,tanto en tiempo como en dinero para desplazarnos a toda la geografia extremeña y en los ulitos tiempo las organizaciones son aunque no guste oir esto, algo escasas en todo tipo de detalles.ESTA CRITICA ES SOLO EN SENTIDO CONSTRUCTIVO PARA MEJORAR LAS COSAS, nunca para intentar ofender,como creo que se a entendido el comentario de Javi,el cual creo ,que si hay alguien que entiende esto del triatlon ,como minimo igual que cualquier otro triatleta de esta comunidad.y puedo dar fe que no lo mueve ni el dinero ni camisetas,todo lo contrario.por eso creo que tu alegato no es acertado del todo,y si preguntas en los prosimos eventos comprobaras el descontento y lo venido o a menos en la organizaciones ,no solo en triatlones,dualones,acualones judex y medias maratones.

      JUAN MANUEL

      Eliminar
  3. Javier Agorreta8/11/2012 1:26 a. m.

    Yo también formo parte del club que organizó esta prueba y estuve al cargo durante la misma. Es cierto que hubo errores durante el desarrollo del triatlón, y no se cuidaron del todo algunos detalles, más de los que se han podido leer por aquí. La organización asume esos errores y toma nota de ellos para intentar mejorar en futuras ediciones.

    No obstante, es complicado tomarse las críticas a la organización aquí vertidas de forma constructiva, tal y como dice Juan Manuel. Una crítica constructiva debería ir precedida de una alabanza a los aspectos positivos de la prueba, y además ser planteadas en otro tono más conciliador. Sólo leo críticas categóricas con poca explicación que además de transponen a todo el circuito extremeño en conjunto.

    Aunque han aumentado la cuotas de inscripción a las pruebas este año, los participantes deberían de tener en cuenta la gran cantidad de personas que deben recibir reumuneración (siempre por debajo de lo que les corresponde) por la labor que ejercen: jueces, federación, empresas... que como digo como siempre están por debajo de lo que realmente les correspondería. Aunque en el caso de este triatlón no lo organiza ninguna empresa, sino la Escuela Triatlón Plasencia. Con un esfuerzo por parte de sus integrantes, sin ningún tipo de remuneración por su parte y con el único interés de organizar una prueba deportiva para todos aquellos interesados en participar. La calidad de una prueba no se mide sólo por si había o no agua en el avituallamiento (aunque sin duda es un aspecto importante a cuidar y mejorar para el año próximo, pero en clasificatorios y campeonatos de España ha ocurrido también, por lo que no es una cosa tan rara), y por supuesto no por elementos completamente superficiales como dar o no una camiseta, o si los trofeos son de mayor o menor calidad, etc. Eso representa sólo un valor añadido del que se prescinde en caso de restricciones en el presupuesto, como ocurre ahora con casi todo. Ya que los seguros, la ambulancia, la zodiac, el médico, los jueces... de eso no podemos prescindir.

    No puede compararse esta prueba, ni otras en Extremadura, ni con las de Castilla y León, ni con las de Portugal ni con las de cualquier otro sitio. Para ello, tendríamos que saber con qué presupuestos cuentan esas pruebas, y de dónde reciben los apoyos. Esta prueba sólo recibe una pequeña aportación del Ayuntamiento de Plasencia que no está ni cerca de cubrir las necesidades de la prueba (en cualquier caso,el club entiende la situación y está muy agradecido al Alcalde, el Concejal y la Policia por su colaboración). El resto se obtiene de las inscripciones de los participantes, de los que ni mucho menos la cuota es íntegra para el organizador, ya que la Federación también debe recibir pago por su trabajo. Y con esta cuota y a pesar de esta elevada participación esta prueba sólo sale adelante a costa del trabajo desinteresado de más de 20 miembros de club y sus familiares, y la facilitación por parte de una empresa del material necesario a precio muy asequible. Empresa que por otra parte podría considerar al triatlón y duatlón extremeño como su Obra Social.

    ResponderEliminar
  4. Javier Agorreta8/11/2012 1:28 a. m.

    Quizá en Castilla León se recibe más apoyo de la administración pública, no lo sé. Desde luego, en Extremadura el apoyo es cada vez menor, comprensible ya que esto no es un bien de primera necesidad.

    Hay que diferenciar entre los fundamental y lo secundario: lo principal es que se realice una prueba en condiciones de seguridad, con los servicios médicos al tanto, con jueces que controlen la prueba, con circuitos cerrados y controlados por policia y voluntarios, y que estén bien marcados. El precio de la inscripción, si bien ha aumentado este año, sigue siendo muy asequible. Y si la labor de todas las personas que están implicadas en este evento se remunerase tal y hubiese el mínimo ánimo de lucro, las inscripciones valdrían el doble.

    Lo que está claro es que con estas críticas,a mi juicio poco constructivas en su planteamiento y directamente simplistas en algunos de los comentarios, como dice el autor del blog nos hacen recapacitar, y mucho. Pero no en la línea en la que se refiere el autor.

    Y reitero que varias cosas no salieron bien, hubo errores y cosas que mejorar, unas más importantes que otras. Pero descorazona que tras tanto trabajo, tanta pelea con unos y con otros, tanto quebradero de cabeza, "el triatleta" que es para quien se hace esta prueba sólo se quede con dos o tres hechos superficiales, o directamente anecdóticos. Surge la pregunta ¿para que trabajar, deslomarte en organizar algo de este tipo si no sacas ni un duro, incluso te sale a pagar en algunas cosas, si luego "el triatleta" puntúa la prueba de forma tan negativa en base a dos o tres hechos aislados y obvia lo verdaderamente importe? ¿Para qué?

    Fdo. Javier Agorreta

    ResponderEliminar
  5. Para continuar y finalizar con las controversias aquí creadas. Lamento mucho la polémica aquí creada, puesto que el objetivo primordial de este blog era otro muy distinto, si bien intenta expresar el sentimiento que yo he vivido en distintas situaciones de mi vida, a veces buenos y otras menos buenos. Que se tome bien o no por parte del lector, si me preocupa, obviamente, puesto que no pretendo ofender a nadie (y no creo que lo haga en ninguna de mis publicaciones), pero no es óbice para que exprese lo que yo viví.

    La prueba en sí me parece excepcional, y así lo sentí también el año pasado cuando debuté (http://robertome.blogspot.com.es/2011/08/triatlon-sprint-de-plasencia-debut_07.html), pero eso no quita para que haya detalles que considero hubiera que cuidar.

    Efectivamente como indica Javier, todo tipo de evento que se organiza requiere de mucho esfuerzo y normalmente poca recompensa y muchas críticas (yo también he vivido situaciones similares) lo cual te hace pensar en las cuestiones que el mismo Javier se plantea. No obstante también debe servir de revulsivo para mejorar e intentar demostrar a esas voces que se puede mejorar.

    Por otra parte, lamento mucho que no se consideren como críticas constructivas, pues ese era el fin y no desprestigiar, ni mucho menos, la prueba. No obstante son impresiones compartidas que pude recoger de bastantes participantes tras la prueba. Estamos encantados, repito, encantados de poder disfrutar de pruebas en el calendario extremeño, pero los organizadores de los eventos también deben comprender que los atletas que en estas pruebas participan como mucha ilusión incluso de meses previos entrenando, también hacen un esfuerzo, bien de tiempo, a veces económico y repito mucho entrenamiento para poder participar y hacer cada vez más valiosas las mismas.

    En fin, no quiero dilatarme más y me gustaría que esto quedara zanjado con dos cortas reflexiones; no me cabe la menor duda del esfuerzo que supone para la Organización encargarse de un evento de estas características y que de todo se puede ir aprendiendo para mejorar algo que debe tender a crecer.

    Un saludo,
    Roberto.

    ResponderEliminar