sábado, 4 de noviembre de 2017

XI Subida Castillo Portezuelo (04-noviembre-2017)

Última prueba de las cuatro que componen el circuito de carreras nocturnas de la Federación Extremeña de CxM. Tras la Sierra de la Mosca y no haber podido correr Serradilla ni Montánchez, no quería perderme la oportunidad de estar en un lugar tan mágico como el Castillo de Portezuelo.

Como novedad este año, han incluido el formato de carrera por parejas, un aliciente más al de correr en la “completa” oscuridad de la noche. O “semi-completa”, pues esta noche hay luna llena.

Así pues, y tras proponerle al compi Ricardo la opción de correr juntos, nos hemos acercado con el amigo Oscar hasta la población de Portezuelo para recoger dorsales y mover un poco las piernas.

En la línea de salida caras conocidas de otras carreras y atletas ya consolidados en estas tareas como Pedro José Hernandez o Mario Mirabel. Sin desmerecer al resto de fieras que van posicionándose en las primeras filas.

A las 18:30 y atardeciendo, dan el pistoletazo de salida. Partimos de la plaza del pueblo y tras un corto callejeo salimos a campo abierto. A mi compañero y a mí nos sorprende el alto ritmo que imprimen los primeros en estos iniciales compases de la carrera. Pero como no hay prisa y hemos venido a sufrir lo justo...nosotros a lo nuestro.

La noche va cayendo y tras una suave subida a la primera cota de la jornada, comienza una larga bajada por pista que los “bajadores” natos aprovechan para avanzar. Véase el caso del ya compañero de varias faenas, Dionisio.
Un tramo muy rodador en el que aprovechamos para sacar alguna diferencia a los perseguidores en vista de lo que queda por delante. Casi llegamos a Portezuelo cuando el recorrido da un quiebro (PK8) buscando la primera subida hacia el Castillo que luce imponente en medio de la noche.

Pasamos el “cresterío” para bajar de nuevo y tomar la senda que se recorre en el Trail de los Artesanos y que asciende directamente al Castillo.

De nuevo una rápida bajada por pista para cruzar la carretera y subir la última, pero quizá más empinada subida. Aquí ya sí echamos a andar. Una pequeña confusión con el camino y tomamos la vereda, que luego camino, de bajada hacia el pueblo para llegar de nuevo a la plaza, eso sí, empapados por la humedad acumulada estos días en las jaras.

Al final, no nos hemos dejado nada y hemos además comprobado que la gente está muy, muy fuerte.

En meta nos llevamos la sorpresa de ser la primera pareja en cruzar la línea de meta.

Un caldito, un poco de agua y vamos a recoger el avituallamiento final (cerveza y bocata de chorizo) y la bolsa del corredor.


Datos de carrera (mi Garmin):
Distancia: 16km (16,15km)
Tiempo de carrera: 1h 20min 29seg
Posición: 17º general (7º categoría SeniorB, 1º parejas)
Ritmo medio: 4:59min/km
Desnivel positivo: 550m
Desnivel negativo: 550m

Grande Ricardo!!! Enhorabuena!!!

Reflexiones:

-        Me ha encantado esta prueba. Una gran Organización y sorprendido de como a pesar de ser un pueblo “pequeño”, se vuelta la gente con la carrera.  Un sólo pero, quizá para otro año y los premios a parejas, en lugar de un trofeo, un par de medallas o algo que se pueda compartir :)  Ricardo, los meses impares me quedo yo la copa y los pares tú ;)



-      Enhorabuena a tod@s los miembros del GPM por sus carreras, Oscar, Luis Miguel, Esteban (por tu vuelta) y Aitor.


domingo, 22 de octubre de 2017

Mini Trail Cumbres Hurdanas (22-octubre-2017)

Una semana después de la Maratón de la Covatilla,  aquí estábamos, en las Hurdes en Caminomorisco para participar en las “Cumbres Hurdanas”.

Había oído maravillas de la prueba y de la zona, aunque después de la paliza de la semana pasada, sólo podía permitirme participar en el Mini Trail de 16km. Además, dos días antes los viejos fantasmas vuelven en forma de tobillo retorcido, no lo suficiente como no tomar parte en la salida pero sí tomando muchas precauciones.

Después de recoger el dorsal en Caminomorisco (salida para el Trail y meta para todos) y darle un fuerte abrazo a un viejo amigo.

La Organización nos lleva en autobús hasta la salida en la población El Gasco. Después de casi una hora y descubrir uno de los valles más impresionantes de las Hurdes, llegamos al final de la carretera y salida de nuestra prueba.

Pasamos el preceptivo control de salida y a las 10:00am dan el pistoletazo.

Un primer tramo empedrado de tendencia en bajada aunque con continuos sube y bajas. Avanzo con más miedo que vergüenza a causa del tobillo y en seguida pierdo bastantes posiciones, esperemos que en la subida pueda recuperar.

Al llegar a La Fragosa, cruzamos de nuevo el río para comenzar la ascensión de la jornada al Arrobuey (1.350m).

Prácticamente +700m del tirón, por un impresionante bosque de castaños hasta afrontar la última parte en forma de cortafuegos. El terreno incita a correr, pero hoy no encuentro las sensaciones, y cuando Rober no recupera en la subida....lo paga en la bajada.

Kilómetro 7,5 y coronamos la cota máxima de la jornada, desde aquí, todo bajada con repechos muy corribles.

En seguida pierdo la poca ventaja que he podido rascar subiendo. Y aunque aprovecho el terreno más llano, pistero o caminero,... no es suficiente.

Desde que inicié el descenso estoy, como se suele decir, “en terreno de nadie”. Nadie veo por delante y nadie por detrás, así que trato de disfrutar del día y del camino.

El día nos está respetando. Salimos con fresquete debido a la ubicación de El Gasco y a medida que avanza la mañana el sol empieza a calentar con fuerza.

Cerca de Caminomorisco, ya se empieza a oír la meta y como no la inconfundible voz del gran Depa.
Una pequeña vuelta por la ciudad para el último sprint a modo de subida hacia meta.

Si había algo que me empujaba y emocionaba acercarme a la meta era dedicar la carrera a Asier y reencontrarme con Depa una vez más. 


En meta podemos disfrutar de un grato avituallamiento y recoger la bolsa del corredor.


Datos de carrera (mi Garmin):
Distancia: 15,7km (15,72km)
Tiempo de carrera: 1h 35min 58seg
Posición: 15º general (7º categoría)
Ritmo medio: 6:08min/km
Desnivel positivo: 814m
Desnivel negativo: 1.094m


Reflexiones:

-         Hoy no me he sentido físicamente bien, pero me ha encantado la prueba, la Organización y el entorno. El próximo año, si todo está en orden, volveré y me resarciré. Eso sí, en la PRUEBA REINA.

-      Grande Oscar por tu carrerón y cómo no enhorabuena al resto de compañeros del GPM Trail que se han acercado hoy.

-     Y como no, enhorabuena a los paisanos que siempre estáis dando el cayo carrera por carrera. Alfredo, Manu, Guillermo y Álvaro. 

sábado, 14 de octubre de 2017

II Maratón Ultra Covatilla (14-octubre-2017)


Llegó el gran día, aquel que había marcado en el calendario meses antes...

El año anterior coincidió fecha con el IberMan y con muchas ganas me quedé de poder participar en una prueba en nuestra zona, que pasa por nuestro pueblo y que recorre la Sierra que tantos buenos momentos me ha dado en la vida. Así que este año no podía desperdiciar la oportunidad, esta era LA PRUEBA de 2017.

La distancia elegida fue la corta, 38km que discurrían por Candelario, el Risco del Águila, La Covatilla, la Laguna Grande del Trampal, la cuerda de la Ceja, los Asperones y el Torreón, el nacimiento del río Cuerpo de Hombre, el Travieso y Llano Alto. “Ahí es na!”

Los últimos entrenos no han salido como hubiera querido y la sensación en las piernas me dejan mal sabor de boca, pero confío en el trabajo acumulado. Lo que me lleva a pensar si debería o no llevar bastones...tic, tac, tic, tac,... típicas dudas de última hora.

El viernes pasamos a por el dorsal llevándome la sorpresa de que el compi Jaime no va a poder correr por una lesión de última hora. Lástima pues tenía muchas ganas de ULTRAIL.



Y a pensar en la jornada de mañana, no sin antes pasar una agradable velada con los amigos celebrando el cumpleaños de Esther, “MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!!”

6:40am del sábado 14, suena el despertador, un par de yogures con cereales, miel y un plátano para llenar el depósito de cara a la carrera. Preparo el material y a las 7:30am salgo hacia la salida.

Nos vamos reuniendo los corredores entorno al parque, algunas vueltas de calentamiento, reencuentro con viejos amigos como Julio y saludos a los favoritos de la prueba, Guillermo y Álvaro.

8:00am en punto y pistoletazo de salida y a correr....

Salimos del parque para rodar un primer tramo por la nacional dirección Salamanca. 200m de carrera y “zasca” meto el pie derecho en el primer agujero que pillo. “Como empecemos así en el asfalto, no me puedo ni imaginar lo que encontraré en el monte” pienso. He decidido salir en las primeras filas pues a poco de tomar tierra, comienza una vereda estrecha donde se puede hacer tapón.

Cogemos el desvío hacia Los Pinos y en la primera curva el camino de tierra. Al poco tomamos una vereda a mano izquierda que atrocha la pista y donde el terreno se pone pino.

Poco a poco se va alargando la fila y cada uno va cogiendo su ritmo por La Canaleja dirección Candelario. Al paso por Candelario, primera inyección de gasolina cuando los amigos y paisanos nos reconocen al paso y es que estamos en nuestra casa. “Hola Mariano, Cristina, Jorge, David,...”

Ascendemos el pueblo por la calle Mayor, cuesta de La Romana y vamos buscando El Chorrillo (“hola Mamen, hola Aitor”) para salir del pueblo y coger la vereda que nos conducirá al Risco del Águila.

Bajo el ritmo, pues aquí la cosa se pone seria y además noto que las pulsaciones se disparan. A penas será el kilómetro 5 y veo que la jornada va a ser dura. La primera subida prácticamente son 13km y +1.300m. 

Aunque pierdo alguna posición, tengo que intentar seguir. 1hora 24min para llegar al Risco repleto de gente, entre ellos de nuevo Aitor, que nos animan a seguir. Primer avituallamiento, un gel, reposición de agua y continuamos con la subida bordeando la estación de esquí.

Las piernas siguen pesadas, zonas donde habitualmente pasaría a buen ritmo...veo que en esta ocasión no dan, no dan. Quizá falta de descanso, quizá un entreno inadecuado y lo que si noto es la altitud. Hace mucho que no entreno en estas altitudes y lo noto.

A pesar de ello alcanzamos a los últimos clasificados de la Ultra que salieron una hora antes. Llego a la cuerda, sopla bastante viento, recorremos un par de kilómetros antes de tomar el desvío que nos conducirá a la Laguna Grande por los canchales, paso por el segundo avituallamiento donde conviene reponer agua suficiente pues el día empieza a crecer y el sol tiende a apretar.

Una bajada algo tortuosa a través de una pradera plagada de bloques y de ahí a una zona de canchales en los que se agradece no estén húmedos, pues serían bastante peligrosos. Llego a la Laguna Grande, los del maratón cruzamos el muro mientras los de la Ultra siguen por el desagüe de la Laguna hasta la Central Hidroeléctrica.

Se atraviesa una bolera de piedras (similar a la de Hoyamoros) y de ahí una canal de piedra suelta hasta llegar a la cuerda de La Ceja que continúa ascendiendo hasta la máxima cota de la prueba, La Ceja.

Desde aquí una ligera bajada hasta Los Asperones para remontar hacia el Paso del Diablo que nos conduce hasta El Torreón. Por el camino mi sorpresa de cruzarme con Iván y Alba, “hola chicos!”. Me encuentro algo mejor aunque no estoy para tirar cohetes. Desde El Torreón se baja hacia el nacimiento del río Cuerpo de Hombre donde han puesto un avituallamiento improvisado (otro gel) y vamos ladeando antes de remontar la pradera de Hoya Moros en busca del Camino de los Escaladores. El sol a estas alturas empieza a hacer mella.

En este momento el camino ya permite “correr” con cierta soltura, aún queda algún accidente geológico que salvar, pero se puede decir que permite correr y además en terreno descendente. Intento mantener un ritmo cómodo y no parar, alcanzo a dos o tres corredores antes de llegar a la 2ª plataforma (El Travieso) donde está el siguiente avituallamiento. Nuevo recargue de víveres.
(ver track)
Cogemos los atajos hasta la 1ª plataforma y desde allí los cortafuegos, en el segundo me he despistado y el camino ha debido virar hacia los pinos. Salgo a la carretera y no veo marcas, me giro buscando algún corredor para guiarme pero no aparece nadie, no veo ninguna indicación y me doy cuenta que me he salido del trazado. De repente, a lo lejos en la carretera, veo una cinta ondear en una rama de un pino, remonto la carretera y aparece el coche de Alba e Iván. Unas “risas” por el despiste e Iván decide acompañarme, lo cual me da un plus de energía. El tramo por el bosque es increíble, mucho menos pestoso que por los cortafuegos, más rápido, jugón y fresco.

Llegamos a la zona de La Mina y cogemos el camino que lleva hasta los depósitos de agua en Candelario. De nuevo entramos en casa, a estas horas hay muchas más gente animando lo cual te empuja aún más, quizá demasiado y luego lo pague :). 

Hemos pasado de nuevo por la Cuesta de la Romana, ahora en bajada, impresionante!!! Y desde allí por la carretera hacia la piscina para coger el camino que nos lleva a la Central de La Abeja. Última subida, en otro momento muy corrible, pero ahora mismo con el gancho encima y a pesar de los continuos ánimos de Iván, andando y a pesar de ello alcanzamos a otros dos corredores llegando arriba. Uno de ellos Carlos Arias acompañado por Aitor (hermano de Iván) y con los que llegaremos a meta.

Un par de falsos llanos y alcanzamos Llano Alto, “ya está”, sólo hay que dejarse caer 2 kilómetros. Iván intenta empujarme, pero sólo pienso en disfrutar esta corta distancia esperando compartir la línea de meta con Silvia y Asier, algo que llevo soñando hace meses.

Entramos en Béjar, cruzamos la nacional (no hay nadie controlando el tráfico y nos colamos entre los vehículos) para alcanzar la entrada del Parque Municipal donde arranca la línea de meta.

No puedo evitar acordarme de muchas personas, pero sobretodo de una en concreto que tanto hubiera disfrutado de esta prueba. Siempre por ti amigo. 
 


Siempre trato de darlo todo, y en esta ocasión desde luego que no me he dejado nada, lo más mínimo. Sé que podría haber estado mejor, pero he llegado de una pieza y ya tengo campo de mejora para futuras ediciones, aunque quién sabe el próximo año.....Ultra?, quizá.

Datos de carrera (mi Garmin):
Distancia: 37,5km (37,96km)
Tiempo de carrera: 5h 14min 00seg
Posición: 12º general (8º categoría)
Ritmo medio: 8:17min/km
Desnivel positivo: 2.250m
Cota máxima: 2.351m

Reflexiones:

-      Me repito mucho, pero si he podido estar aquí hoy ha sido por el apoyo y sobretodo la comprensión de la familia. Gracias!!!

-     Muchas gracias Iván por tu inestimable apoyo, han sido unos últimos kilómetros increíbles. Gracias Aitor por los ánimos en Candelario y el Risco y enhorabuena a Oscar, un nuevo amigo en Hervás.

sábado, 30 de septiembre de 2017

IX Minitrail Artesanos (29-septiembre-2017)

Y ya llegó. La había marcado en el calendario, aunque hasta última hora no tenía claro que distancia recorrería. La única vez que había participado, allá por el año...2013 participé en la maratón, distancia ahora ampliada hasta los 45-50km. Sin embargo, la proximidad con el próximo objetivo, me hizo finalmente decantarme por el Minitrail. Una carrera de 26 kilómetros y D+850m conectando las poblaciones de Portezuelo y Torrejoncillo y que me servirían de buen entreno.

Las circunstancias han hecho que comparta recorrido con dos grandes de nuestro club (GPM Trail), Marchelo y Óscar. Lo que no sabía es que íbamos a compartir más que cartel... Y me hizo especial ilusión poder volver a coincidir en una carrera con mi amigo Mariano.

Tras el oportuno madrugón, recojo a Oscar y nos dirigimos los cacereños hacia el pueblo de Torrejoncillo. Aparcamos y a eso de las 8:00am nos subimos en uno de los autobuses que ha puesto la Organización para desplazarnos hasta la cercana localidad de Portezuelo donde tendrá lugar la recogida de dorsales y salida. Al no correr la prueba reina, no podemos correr con nuestro dorsal FEXME y debemos hacerlo con otro distinto.

Y pasamos por el marcaje del perfil en el antebrazo. “Todo un detalle”.

Nos vamos preparando, dejamos las bolsas con los enseres que queremos recoger en meta y a esperar hasta las 9:30 que tenga lugar la salida.

Después de un buen rodaje de calentamiento, nos vamos acercando al corralillo y de ahí al arco de salida. Siguiendo los sabios consejos de Silvia, me coloco en las filas delanteras junto con Oscar y Marchelo. A pesar de los aproximadamente 2 km en los que bordeamos el pueblo antes te tomar la subida al Castillo y en los que aprovecharemos para ponernos a fila de a uno antes de tomar la angosta vereda de subida, mejor estar adelante para evitar tropezones y apretones innecesarios.

Como suele ser habitual, pistoletazo de salida y... tonto el último. Aquello parece una prueba de asfalto, a pesar de que salimos en cuesta. Tras cruzar Portezuelo, tomamos un camino con tendencia descendente, voy en el grupo de los diez primeros, “uy, uy, uy”. En una de estas miro el reloj, 3:20m/km, “como siga así...”. Llegamos a la vereda de subida al Castillo y allí ya cada uno a lo suyo. Un primer apretón y desde allí un continuo sube y baja para pasar por el Puerto del Aire y desde allí llegar a coronar La Silleta.



A partir de aquí, toca una fuerte bajada por una pista con buen firme pero igual de sufrida por mi cuenta antes de una de las subidas con mayor desnivel (35%) antes de comenzar la bajada hacia el Pinar de Pedroso. En este tramo la Organización había avisado de un tramo Strava para aquellos valientes que se lanzaran en busca del record hasta ahora de Pedrito, con un premio especial para el que lo consiguiera.

La carrera va discurriendo con la compañía cercana de Marchelo que dejo de verle en las bajadas e intento acercarme a él en las subidas.

El día ha salido caluroso, pero tenemos la suerte de disfrutar de un velo en forma de nubes a esta primera hora que de alguna manera suaviza el azote de sol que más tarde sufriremos en la última parte del recorrido.

Continuamos por las pistas del pinar de la localidad de Pedroso de Acim donde nos espera el 4º avituallamiento. Un poco de cocacola, agua y unas gominolas para el bolsillo. A pesar de la cercanía entre unos avituallamientos y otros (~5km) intento aprovechar todos y cada uno de ellos pues no acabo de fiarme de la meteorología del día. Procurando llevar el biberón siempre a mano y con agua para ir bebiendo antes de tener sed (alguna vez no lo conseguí).
Pasado Pedroso nos vamos dirección del embalse de Torrejoncillo. Empezamos a ver a nuestro compañero Oscar en la lejanía y pensamos que estaría muy bien poder llegar a entrar juntos en meta, aunque queda mucho.

Al poco cruzamos la nacional EX-109 para enfrentarnos a la campiña a pleno sol. Un terreno favorable de nos 10km que invita a correr. Y así es, bajo ritmos de 4-4:30m/km nos vamos haciendo camino. Alcanzamos a Oscar que siempre tiene palabras de ánimos a todo el que correo con él. “GASSSSS” oímos de repente, y como si de un tren se tratara nos supera por la derecha animando a aumentar el ritmo. El problema es que mis piernas van al límite.

Pasamos por el 5º avituallamiento, Trabacuartos, refrigerio y a seguir.

A apenas un kilómetro, una manguera bien plantá a 4km del final sirve para refrescarnos. Todavía tenemos la posibilidad de adelantar a algún que otro compañero que transitaba por delante nuestro.

Cuando nos damos cuenta, ya se atisba el pueblo de Torrejoncillo, deben quedar 3km. Tres últimos kilómetros de dolor de piernas. Oscar y Marchelo avanzan un poco más y procuro no perder rueda y quedarme en tierra de nadie.

Y a eso de 2km del final, Oscar baja un poco el pedal para esperarnos y afrontar el último tramo. Marchelo se ha descolgado un poco más y tiramos juntos. Aún nos da tiempo para sobrepasar a dos corredores de la Mini antes del último repecho ya en Torrejoncillo y entrar en meta.

Paro el reloj y no doy crédito, a 5.13m/km de media. Cuando eché un vistazo al ritmo en La Silleta, llevaba una media de 6.15m/km, así que le hemos dado un buen bocado en el tramo final. “No ha ido tan mal... :)”

Recogemos nuestra bolsa y entramos al avituallamiento final, como siempre con todo tipo de productos (dulces, fruta, bocadillos, cerveza, agua) y recogemos la siempre también completa y detallosa bolsa del corredor.

Aún no está publicada la lista de llegada, así que nos vamos a duchar al Pabellón. A la vuelta, me llevo la segunda sorpresa de la jornada, 9º de la general y 3º senior B, “Impresionante!!!”.


Datos de carrera (mi Garmin):
Distancia: 26,3km (26,64km)
Tiempo de carrera: 2h 18min 57seg
Posición: 9º general (3º categoría)
Ritmo medio: 5:13min/km
Desnivel positivo: 827m
Desnivel negativo: 848m

Reflexiones:

-          Estoy encantado, hace unos días en Crono Asperillas y ahora en Artesanos. Un top 10 y un premio que ofrecer a la familia que tantos sacrificios tienen que hacer para que pueda entrenar. Asier, Silvia, por vosotros.

-          Enhorabuena a tod@s los miembros del GPM en las distintas modalidades. En especial a Eli por su 3º puesto en el Cross y Teo por su 10º puesto en el Trail.

-          Agradecer a Oscar y Marchelo por la carrera que me han ofrecido, han sido todo un apoyo y referente. Enhorabuena también por el resultado.

-          Y enhorabuena también a Mariano, Javi y Abe.
 
-      En cuanto a la Organización, como siempre un 10 en cuanto al servicio y atención prestados así como los “pequeños” detalles que al final tanto aportan. Gracias a los voluntarios por los ánimos y ayudas. Si he de poner un pero, quizá el adelantar un poco la hora de salida del Minitrail para evitar horas de mayor calor, especialmente con esta climatología tan anómala que estamos sufriendo.